Mitos del consumo de proteínas

Teniendo en cuenta que las proteínas son un elemento básico para la construcción de tejidos musculares, se han venido creando en el mundo fitness varios mitos sobre el consumo de macronutrientes, por lo que a continuación aclararemos los más comunes.

Entre más proteína más músculo ¡FALSO!

Las proteínas por si solas no aumentan la masa muscular. Es la combinación de esta, con una alimentación balanceada y un entrenamiento deportivo adecuado.

Las proteínas engordan ¡FALSO!

Energéticamente, las proteínas aportan al organismo 4 g de calorías por cada gramo que se ingiera, al igual que los carbohidratos.

La proteína permanece en el estómago por más tiempo, por lo que genera mayor sensación de saciedad (llenura) que los carbohidratos; por lo tanto, el consumo de alimentos o batidos con buen aporte proteico y bajos en calorías, ayudan a controlar el apetito generando una menor necesidad de dulces.

El consumo de proteína hace que las mujeres se vean masculinas ¡FALSO!

Este mito está asociado a la apariencia que alcanzan algunas mujeres dedicadas intensamente a la práctica de actividad física de resistencia, levantamiento de pesas o halterofilia, con lo que consiguen que sus músculos crezcan y se marquen de manera asombrosa.

Lo anterior significa que son los entrenamientos fuertes de alta resistencia, combinados con cierta alimentación (en especial la hipercalórica) lo que les permite alcanzar este desarrollo muscular, y no es el consumo de proteínas como tal.

Las proteínas son necesarias para todas las funciones del cuerpo, desde la comunicación celular del cerebro, hasta la construcción de la masa muscular tanto para hombres como para mujeres.

El consumo alto de proteína daña los riñones ¡FALSO!

Si bien es cierto que una dieta alta en proteína hace que los riñones trabajen con mayor intensidad, no es cierto que los dañe, ya que estos al igual que el resto de órganos se van adaptando a su nueva función e intensidad.

La única precaución que se debe tener es si ya se ha sufrido o se padece una enfermedad renal, ya que el uso de las proteínas sí puede afectar el funcionamiento de los riñones; pero el consumo de proteína no afecta el sistema renal. n personas sanas, que practiquen actividad física con regularidad y lleven una dieta balanceada.

También es importante saber que los daños renales son provocados por un conjunto de malas prácticas como por ejemplo: bajo consumo de agua, consumo excesivo de sodio, abuso de analgésicos, fumar y llevar vida sedentaria, entre otros.

Las proteínas de origen vegetal son de menor calidad que las de origen animal ¡FALSO!

Es cierto que las proteínas de origen animal son de alto valor biológico, porque aportan mayor cantidad de aminoácidos esenciales (son los que el organismo no puede producir).

Pero también es cierto que combinando adecuadamente diferentes alimentos y vegetales ricos en proteína, se logra alcanzar una proteína completa; es por esta razón que el mercado actual ya ofrece proteínas veganas, con la mezcla adecuada de proteínas de origen vegetal como opción para que aquellas personas vegetarianas o veganas, tengan una proteína completa y de excelente calidad.

Escrito por: Liseth Restrepo Agudelo
Ingeniera de Alimentos U de A – Elite Max Nutrition

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Quieres saber más sobre nuestros productos o tener una asesoría personalizada? Hablemos por WhatsApp.