Cuida tu peso, cuida tu salud

La obesidad es el exceso de peso, el cual se detecta cuando se tiene un IMC de 30 o más. Es posible clasificar diferente grados de obesidad, como leves o graves.

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso.

Cuando una persona presenta obesidad puede deberse a varios factores, como sedentarismo, ingesta excesiva de calorías por un tiempo prolongado, alteraciones metabólicas, administración de ciertos medicamentos, algunas enfermedades y síndromes, entre otros.

La mayoría de los casos de obesidad responden a la suma de hábitos inadecuados de alimentación más la ausencia de actividad física.

Conoce aquí adelgazantes y activos naturales para lograr un peso ideal

La obesidad en si misma ya se considera una enfermedad, pues cuando se padece, los niveles de inflamación a nivel general se ven aumentados, predisponiendo a sufrir de otros males.

Al sufrir obesidad se le abre la puerta a muchas otras enfermedades de tipo crónico como:

Diabetes Mellitus tipo 2

Condición donde el cuerpo no produce insulina o no puede utilizarla correctamente. La insulina es una hormona necesaria para convertir azúcar, almidones y otros alimentos en energía necesaria para la vida diaria.

Dislipidemia

Es la alteración en los componentes grasos de la sangre, dentro de los que destacan: colesterol total, colesterol LDL, colesterol HDL y triglicéridos; cuando hay alteración en estos, se está a mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Hipertensión arterial

Cuando la presión o fuerza con la que circula la sangre, está incrementada, afectando el buen funcionamiento tanto del corazón como de los vasos sanguíneos.

Enfermedades cardiovasculares

Es el conjunto de alteraciones que pueden afectar, de forma crónica, el buen desempeño y funcionamiento del corazón y los vasos sanguíneos. Son la primera causa de muerte a nivel mundial. Algunas de estas enfermedades cardiovasculares son: insuficiencia cardiaca congestiva, infarto agudo al miocardio, trombosis y cardiopatía isquémica.

Accidentes cerebrovasculares

Son los eventos patológicos que pueden comprometer la función neurológica, causados normalmente por una interrupción total o parcial del flujo sanguíneo hacia el cerebro, causando deterioro que puede ir de lo leve a lo severo en el desempeño de este órgano, o incluso causando la muerte.

Enfermedades respiratorias

La fuerza de los músculos respiratorios se compromete cuando hay  obesidad, causando debilidad en la pared del tórax y disminuyendo la capacidad de transportar oxígeno por parte de los pulmones. El asma, la apnea del sueño, la insuficiencia respiratoria y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), se han relacionado con la obesidad.

Enfermedades hepáticas y de la vesícula biliar

Condiciones como el hígado graso, la cirrosis hepática y la formación de cálculos en la vesícula biliar, son mucho más frecuentes en personas obesas que en personas que mantienen un peso normal.

Algunos tipos de cáncer

La aparición de ciertos tipos de cáncer, como por ejemplo: el de mama, útero, cérvix, próstata, riñón, colon, esófago, estómago, páncreas e hígado, se han relacionado con la obesidad.

¿Te faltan razones para cuidar tu peso?

Referencias bibliográficas consultadas:
https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062007000400012
http://scielo.sld.cu/pdf/aci/v20n4/aci061009.pdf

Por: Camila Henao Uribe

Nutricionista Dietista Universidad de Antioquia – Laboratorios Funat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Quieres saber más sobre nuestros productos o tener una asesoría personalizada? Hablemos por WhatsApp.