Calorías de calidad para perder peso saludablemente

Para empezar, vale la pena recordar que las calorías son energía que nos aportan los alimentos y que cada persona, de forma individual, requiere cierta cantidad de estas para llevar a cabo con normalidad sus funciones vitales.

Las calorías por si solas no son malas, por el contrario, son absolutamente necesarias para poder realizar actividades como por ejemplo respirar, digerir los alimentos, caminar, dormir, pensar, estudiar, trabajar, y todas las demás tareas diarias que realizamos.  

Todos, o casi todos los alimentos que existen nos aportan calorías. Tanto las frutas, las verduras, las carnes, los cereales, las grasas, etc, nos aportan energía, sin embargo dentro de todos esos alimentos podemos encontrar algunos saludables y otros no tan saludables.

Cuando una persona tiene un exceso de peso corporal, significa que ha consumido por un tiempo prolongado una cantidad de calorías mayor a la que necesitaba, y de esa forma fue como ocurrió la acumulación de peso en forma de grasa. Ante esto, una de las medidas a tomar será empezar cuanto antes con un plan alimentario, o dieta para bajar de peso, la cual deberá ser baja en calorías o hipocalórica, pero de esta planificación se encargará el nutricionista durante su consulta.

El conteo de calorías no debe ser el eje sobre el cual gire un plan de alimentación, por el contrario, debe serlo una elección inteligente de alimentos saludables, de preferencia que sean: naturales, frescos, poco procesados y en una baja proporción alimentos procesados y/o empaquetados. Como lo expliqué anteriormente, si ambos aportan calorías, los primeros nos nutren y nos hacen mucho más bien que los segundos.

La invitación con esto es empezar a intercambiar el término “dieta” por “cambio de hábitos”, o dicho de otra forma: dejar de lado el conteo obsesivo de calorías y las prohibiciones de alimentos como medidas temporales, y en lugar de esto empezar a elegir opciones más saludables y terminar convirtiéndolas en hábitos que perduren para siempre.

Como conclusión: la cantidad de calorías en una dieta de reducción de peso SI IMPORTA, pero la procedencia de esas calorías IMPORTA AÚN MÁS, es decir, más que importar consumir pocas calorías provenientes de alimentos pobres en nutrientes, importa consumir calorías que vengan acompañadas de nutrientes de calidad que contribuyan a mantener una buena salud, que por supuesto contribuyan a una pérdida de peso segura y sostenible en el tiempo.

Recuerda: la ganancia de peso no ocurre de un día a otro, ni por darte un gusto de vez en cuando… esta ocurre gradualmente, tras el consumo excesivo de calorías de varios días, semanas o meses.

Por: Camila Henao Uribe

Nutricionista Dietista – Universidad de Antioquia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *