Bebidas vegetales: una alternativa deliciosa, nutritiva y saludable

El consumo de las bebidas vegetales, elaboradas a partir de cereales, oleaginosas y leguminosas, en los últimos años se ha posicionado en el mercado; fenómeno que se justifica desde razones, como: la intolerancia a la lactosa, la alergia a la proteína de la leche de vaca, el veganismo u otros tipos de vegetarianismo, una mayor conciencia ecológica, el rechazo selectivo a la leche animal, por ser una tendencia alimentaria, por preferencia de su sabor, entre otros.

Principales diferencias nutricionales de las bebidas vegetales y la leche de vaca:

  • Proteína: a excepción de la leche de soya, las demás leches vegetales aportan muy pocas cantidades de proteína, por lo que se debe garantizar que dicho nutriente sea adquirido por medio de otros alimentos.
  • Grasa: Las bebidas vegetales contienen grasas saludables o insaturadas, beneficiosas para la salud cardiovascular, además son libres de colesterol.
  • Carbohidratos: Las bebidas vegetales son naturalmente libres de lactosa, el azúcar natural de la leche animal, la cual suele presentar dificultades para ser digerida por la población, causando molestias gastrointestinales varias.
  • Vitaminas y minerales: el aporte de Calcio, Fósforo, y vitaminas liposolubles, como la A y la D; son mayores en la leche animal. Sin embargo, en muchas ocasiones las leches vegetales son enriquecidas con estos y otros micronutrientes, buscando ser mucho más completas en su perfil nutricional.

Características de las leches vegetales mayormente consumidas:

  • Leche de soya: Contiene un buen aporte calórico, proteína de alta calidad, de fácil digestión, con bajo aporte de grasa, libre de colesterol, grasa saturada, lactosa y gluten.
  • Leche de arroz: Presenta un aporte de calorías más bajo que la leche de soya. Con muy bajo o nulo aporte de proteína. La lisina es el aminoácido limitante de arroz, cereal del cual se obtiene esta bebida. Tiene muy bajo aporte en grasas y fibra, aporte moderado de carbohidratos, es naturalmente libre de lactosa, gluten y colesterol.
  • Leche de almendras: Con un aporte calórico y de carbohidratos similar a la leche de arroz. Baja en proteína y con un perfil de grasas en el que priman aquellas de tipo insaturado. De las leches vegetales, es la que presenta mayor cantidad de calcio. La metionina es el aminoácido limitante de las almendras, producto del cual se obtiene esta bebida. Naturalmente libre de lactosa, gluten y colesterol.

 

Clic aquí y conoce sobre la leche de vaca y sus derivados

  • Recomendaciones frente al consumo responsable de leches vegetales:

    • Al ser ALIMENTOS, no se les atribuye la capacidad de mejorar, curar o servir como coadyuvantes en el tratamiento de NINGUNA patología; estas cumplen con la función neta de cualquier producto alimenticio: proveer nutrientes al organismo
    • Bajo ninguna circunstancia afirmamos que las leches o bebidas vegetales sean reemplazantes o iguales en cuanto al aporte nutricional en comparación con la leche de vaca u otros mamíferos. Sencillamente son una alternativa más que puede hacer parte de una alimentación saludable.
    • Pueden ser consumidas por personas con las siguientes condiciones: alergia a la proteína de leche de vaca, intolerancia a la lactosa, rechazo selectivo por la leche animal, vegetarianos estrictos o veganos, personas inapetentes, dificultades y molestias digestivas frecuentes, dietas de reducción de peso, deportistas, y todo aquel que desee consumirlas y no presente hipersensibilidad a alguno de sus componentes.
    • Pueden ser aptas para personas con enfermedades como hipertensión arterial, diabetes (con moderación siempre y cuando no contengan azúcar añadida), enfermedad cardiovascular, y enfermedad celiaca (excepto la de avena). Reiterando que NO PROMETEN mejorar, curar o prevenir el avance de alguna de estas u otras enfermedades.
    • Ante cualquier situación de enfermedad, es importante que consulte el consumo de alimentos con su médico tratante y nutricionista, ya que la alimentación en cualquier escenario tiene influencia sobre su salud.
    • En caso de no consumir leche animal ni derivados de esta en su dieta, deberá asegurar que se cubran los requerimientos diarios de proteína, calcio, fósforo, vitamina A y D, bien sea desde otros alimentos o acudiendo a la suplementación de estos nutrientes. Para esto, recurra siempre a un profesional en nutrición para que le indique como debe hacerlo.
    • Revise cuidadosamente el etiquetado nutricional de cualquier leche vegetal que desee consumir, y asegúrese de elegir el producto nutricionalmente más completo y apto para sus necesidades específicas, y por supuesto, que más se adapte a sus preferencias y cultura alimentaria.

    Camila Henao Uribe

    Nutricionista Dietista

    Universidad de Antioquia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
¡Hola! ¿Quieres saber más sobre nuestros productos o tener una asesoría personalizada? Hablemos por WhatsApp.
Powered by